(571) 601 808 80 17 - Móvil 3137993800 administrativa@umoabogados.com

EDITORIAL

Colombia, primer país latinoamericano en adoptar una Estrategia Nacional de Economía Circular

Sin haber acabado de comprender y conocer el CONPES 3874, que aprueba la Política Nacional para la gestión integral de residuos sólidos, los  Objetivos de Desarrollo Sostenible, agenda 2030, la implementación del Acuerdo de París, sobre cambio climático, aprobado por la ley 1844 de 2017,  la política  de crecimiento verde, adoptada mediante CONPES 3934, en el mes de diciembre de 2018 el Gobierno del Presidente Duque hace el lanzamiento de la Estrategia Nacional de Economía Circular.

La comprensión y verdadera entrada en vigor de todos estos instrumentos exige promover procesos de formación, capacitación y divulgación que permitirán que los objetivos y metas propuestas se interioricen para convertirse en hábitos que transformen nuestra economía, y así obtener los resultados de la transición   hacia un nuevo modelo de Estado social y ambiental de derecho.

Lo primero, sea resaltar la transversalidad de tema ambiental a lo largo de los diferentes sectores de la economía, dónde el liderazgo para el logro del desarrollo sostenible no está en cabeza del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, sino que alterna su responsabilidad con el Departamento Nacional de Planeación y propone como actores protagonistas a cada uno de los Ministerios de acuerdo al sector económico pertinente.

En ese sentido, el concepto de economía circular que busca que el valor de los productos, los materiales y los recursos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca la generación de residuos, hará parte de las estrategias de sostenibilidad de los diferentes sectores de la economía. 

Hoy en día, Colombia cuenta con el acceso a una serie de información de indicadores que le agregan valor, como son el de “Intensidad en el consumo de materiales, de dónde se puede conocer que Colombia utilizó en el año 2012 2,28 kg de materiales para producir un dólar de PIB, lo cual es 2,8 veces mayor que el promedio de la OCDE, o el dato sobre “Brechas en reciclaje y reutilización de materiales en Colombia frente a referentes internacionales”, dónde se encontró que en el país hay insuficiente recuperación y retorno de materiales desde la etapa de post-consumo a los procesos manufactureros, con tasas totales de reciclaje de 2 % para materiales de construcción, 20 % para poliméricos (plásticos), 30 % para biomaterial primario, 66% para celulósicos (papel y cartón) y 71 % para acero, frente a unos potenciales de tasa máxima de reciclaje del 50 %, 40 %, 85 %, 76 % y 98 %, respectivamente.

Así pues, la divulgación y apropiación de estas estadísticas pretenden que la destinación de recursos escasos se haga a ciencia y tecnología, en especial para el sector manufacturero que se verá positivamente impactado   al implementar estrategias de ciclo de vida del producto, diseño ecoeficiente, creando conciencia sobre la materia prima utilizada y los residuos que no deben tender a volver a entrar a la cadena productiva. 

   

Translate »